12:46 h. Sábado, 22 de Julio de 2017

Tarifaaldia

La Playa Chica vivió una intensa jornada dominical con Neptuno como anfitrión

El popular concurso de castillos de arena congregó a numerosos pequeños participantes

Shus Terán Reyes  |  10 de Julio de 2017 (00:00 h.)
Más acciones:

 

La coqueta Playa Chica vivió en la jornada dominical de ayer, una de sus citas más populosas y atractiva congregando además, a numeroso público, sobre todo al infantil. No en vano la propuesta planteada y organizada por los integrantes de la Asociación Amigos de la Playa Chica, era lo suficientemente atractiva como para perdérsela. También contribuyó el clima, pues si la mañana amaneció fresca, a la hora prevista, el sol hizo aparición y contribuyó a engrandecer la jornada.

Desde las diez y media, los organizadores fueron inscribiendo a los niños que en un número superior al centenar y medio participaron del concurso de castillos.

Pequeños ‘arquitectos’ ‘armados’ con cubos y palas, y la arena como elemento plástico para, en definitiva pasar un rato divertido, un día de playa y un día en familia.

Cientos de familias, tomaron al asalto este bello rincón enclavado entre dos mares y contribuyeron a engrandecer su nombre. Porque la Playa Chica, se quedó precisamente eso, Chica ante tanto público.

Y es que la de ayer es una de las grandes e ineludibles citas programadas en la playa de arenas blancas, y este año, infinidad de rocas debido a las obras acometidas en el muro del muelle por la APBA, y que el Ayuntamiento contribuyó a expandir por todo el arenal cuando preparaba la playa para la temporada. Otras son la Hoguera de San Juan, o la Travesía a Nado, el primer fin de semana de agosto.

Protegidos con gorras y protección solar, los pequeños elaboraron en un recinto delimitado en la playa, sus particulares fortalezas, antes de que hiciera aparición a bordo de una embarcación, el Rey de los mares, Neptuno. Arribó Neptuno hasta la playa y tomó lugar en un trono especialmente confeccionado para él. Desde allí obsequió a los niños participantes con medallas y caramelos.

Tras el reparto de obsequios, el rey de los mares, abandonó el lugar, a ritmo de marcha procesional.

Los usuarios de las playas tarifeñas pudieron vivir una intensa jornada en una playa que pronto podrá presumir de contar con el distintivo ‘Q’ de calidad turística y que por tener, tiene hasta alcalde.