15:13 h. Jueves, 14 de Diciembre de 2017

Tarifaaldia

EL ‘Barrio Morá’ vuelve a acoger el Belén Viviente

A los pies del campanario de San Mateo habrá talleres infantiles para aprender a modelar barro por ejemplo, y a lo largo de toda la Calzada y Constitución no faltaran la artesanía

M.J.I.G.  |  30 de Noviembre de 2017 (08:51 h.)
Más acciones:

belenvivientecartel17
belenvivientecartel17

 

 

El viejo ‘Barrio Morá’ uno de los rincones más antiguos y bellos del casco histórico, volverá a ser estas próximas fiestas navideñas el escenario central de las estampas de un Belén Viviente netamente participativo. No faltarán aquí el rey Herodes, o su fatídico censo. Tampoco escenas clásicas como la de los artesanos de la palma, creando en vivo, o los corrales del ganado.

 

Pero atentos porque habrá novedades en el recorrido por el Belén del 2017. De hecho, Festejos propone que su cabecera o punto de arranque esté entre la intersección de la calle San Donato y la Calzada. A partir de este punto y a lo largo de la calle Azogue hasta alcanzar el Casino Tarifeño, distintos puestos de venta de dulces tradicionales llamarán la atención del visitante. Estarán coordinados por la chirigota infantil La Cantera con el propósito de colaborar en el montaje del 2017 y sustentar su labor.

 

A los pies del campanario de San Mateo habrá talleres infantiles para aprender a modelar barro por ejemplo, y a lo largo de toda la Calzada y Coronel Moscardó no faltaran la artesanía más diversa a través de la propuesta de “Andalucía Medieval”.

 

El Ayuntamiento apuesta por hacer del Belén Viviente un reclamo para recorrer el centro histórico de Tarifa y disfrutar de una oferta global que pasa por el variado comercio de cercanía y la oferta gastronómica. El tipismo de barrios singulares como el del Moral y su vecindario,  colaborador con la iniciativa, invitan igualmente a repetir  la fórmula.

 

El Belén Viviente podrá visitarse desde el viernes, 15 de diciembre y hasta el 17 de domingo. Festejos espera cerrar para ese día una cita musical de clausura en clave de “zambomba” navideña.