17:27 h. Lunes, 23 de Octubre de 2017

Tarifaaldia

UNAS 2000 PERSONAS HAN VISITADO YA EL CENTRO DE INTERPRETACIóN DE CETáCEOS

El CICam, prólogo de la aventura marina de los avistamientos de cetáceos

Gestionado por ASACETA, la Asociación de Avistadores de Cetáceos del Estrecho, Tarifa y Andalucía, el Centro de Interpretación y Aula del Mar es también sede oficial de la Sociedad Española de Cetáceos y viene a culminar todo un proceso de colaboración entre diferentes iniciativas públicas y privadas que han sido puestas hoy como ejemplo de productividad eficaz

Tarifaaldia.es  |  18 de Agosto de 2014 (08:32 h.)
Más acciones:

INM&CIC6
INM&CIC6

Encajonado en una esquina donde antaño se levantase la lonja, con el muelle pesquero a su izquierda y a su derecha el castillo de Santa Catalina, se levanta un edificio singular de angulosas y modernistas formas que cuya edificación no ha estado exenta de polémica. Se trata del Centro de Interpretación de Cetáceos y Aula del Mar, CICam cuyo contenido le convierte en el prólogo didáctico ideal de los avistamientos de cetáceos que diferentes empresas ofertan como una actividad lúdica.

En interior de su fachada de hormigón y grandes cristaleras, en sus 300 metros cuadrados de estancias totales distribuidos en hasta tres plantas de 120 metros cuadrados, se exponen en material como paneles iluminados y explicativos de la fauna marina del Estrecho, sus características y sus amenazas.

Maquetas y material audiovisual componen una oferta en la que el visitante puede adquirir una idea de lo que verá cuando posteriormente se embarque en uno de los barcos para ver los cetáceos del Estrecho. Desde imponentes cachalotes, hasta delicadas tortugas marinas. Desde los curiosos ‘volaores’, que además de su propia e inusual característica planeadora sobre la superficie del mar, son una auténtica exquisitez que nos revela un pasado de tradición gastronómica marinera, hasta los delfines comunes o los grandes rorcuales.

También las primeras huellas prehistóricas que atestiguan el conocimiento de la riqueza marina por los primeros pobladores  del Estrecho están recogidas en esta nueva dotación turística. Reproducciones a tamaño natural de especies, fósiles,  fotografías, maquetas y documentos audiovisuales se combinan para ilustrar la visita.

Gestionado por ASACETA, la Asociación de Avistadores de Cetáceos del Estrecho, Tarifa y Andalucía, el Centro de Interpretación y Aula del Mar es también sede oficial de la Sociedad Española de Cetáceos y viene a culminar todo un proceso de colaboración entre diferentes iniciativas públicas y privadas que han sido puestas hoy como ejemplo de productividad eficaz. Es, o pretende ser además lugar de confluencia de investigadores, estudiantes, monitores, periodistas y público en general.

Desde que a mediados del mes de junio fuese inaugurado, cuando en realidad lo tenía que haber hecho hace al menos dos años, el centro ha sido visitado por más de 2.000 personas. Quienes reciben a los numerosos turistas nos indican que 2un alto porcentaje de los visitantes son personas del propio municipio. Algunas que viven fuera de Tarifa y que cuando han regresado, se han encontrado con un centro del que sienten orgullo. Otros son visitantes casi de diario. Pescadores ya jubilados que acompañados de sus nietos los llevan de la mano por un paseo ilustrativo de lo que ha sido sus propias vidas en la mar”.

Hasta el CICam llegan también, según los datos recabados en su recepción muchos madrileños y el turismo extranjero lo componen en su mayoría, ciudadanos alemanes. Las grandes fotografías y documentación sobre los cetáceos del Estrecho, dan fe de la rica biodiversidad existente e incitan a todos los visitantes a embarcar y conocerla directamente.

Con entrada libre, el Centro de Cetáceos y Aula del Mar de Tarifa ha sido catalogado de “pionero” en su género, y proyectado en base al esfuerzo común de la iniciativa privada representada a través de las empresas de avistamientos de cetáceos localizadas en la zona del Estrecho y la iniciativa pública a través de los planes de Desarrollo Sostenibles. Pretende nutrirse de un público cercano a las 70.000 personas que es lo que anualmente se embarcan en el Estrecho para ver delfines y ballenas. Se busca así completar el producto turístico y facilitar el entendimiento de los cetáceos, su hábitat y las necesidades de conservación. El CICam es el gran prólogo de la gran aventura marina.