El jurado del concurso de belenes realizó ayer sus visitas

San Mateo, San Francisco, el Mercado de Abastos, la casa hermandad del Santo Entierro y el comercio Los Dedales muestran ya sus propuestas

 

El jurado del tradicional concurso de belenes recorrió ayer las diferentes creaciones impulsadas por entidades y particulares. Las dos parroquias de Tarifa, San mateo y San Francisco lucen desde hace días sus particulares creaciones pero también  se pueden apreciar ya belenes en espacios públicos como el Mercado Central de Abastos; la sede de hermandad del Santo Entierro o en los escaparates de comercios locales.

Son los cinco inscritos a nombres de entidades. Hay también otros dos impulsados por particulares en sus propios domicilios. Una vez visitadas todas creaciones y deliberados los premios, se editará una guía con horarios de apertura y localización de cada belén.

El belén de San Mateo, impulsado un año más por los hermanos Muñoz Villanueva, fue ayer el punto inicial de un recorrido que ha llevado al jurado del 2017 por las siete instalaciones inscritas. Los tarifeños Miguel Manella, José María Salvatierra y Rafael Sánchez son los encargados de deliberar los premios previstos. Están asesorados de cerca por la Asociación de Belenistas de Tarifa, coorganizadores del certamen. El secretario del colectivo, José Antonio Aparicio los acompañaba hoy para tomar cuenta de las creaciones.

La complejidad y diversidad de escenas;  su integración en la visión de conjunto con efectos como la creación de perspectiva o la capacidad de renovar elementos son algunos de los factores que sorprenden al jurado. La idea es reconocer la dificultad que hay detrás de cada belén, su estática y la capacidad evocadora.

Junto al belén de San Mateo, participan también en el concurso el creado por Jesús Caballero en el Mercado Central de Abastos y el promovido por la Asociación Parroquial de la Soledad en San Francisco. También el del Santo Entierro en su casa hermandad de la barriada Jesús Nazareno, y el elaborado por la tarifeña María Dolores Escribano en el escaparate de la mercería Los Dedales.

El jurado visitó también las dos creaciones inscritas por particulares. Se trata de los vecinos Francisco López Bravo en el número tres de la calle Azogue, y José Antonio López Aguilera en el número 59 de Las Gaviotas.

Ahora habrá que esperar a la deliberación del jurado para conocer los premios de esta edición del concurso de belenes.