21:54 h. Martes, 19 de Junio de 2018

Tarifaaldia

Al-Tarb y el Consistorio hacen balance de la pasada edición del FCAT

Se subrayó el paso de 7.000 escolares por el FCAT y la repercusión mediática internacional. “Del festival se ha hablado mucho y se ha hablado mucho de Tarifa”

Shus Terán Reyes  |  13 de Junio de 2018 (10:37 h.)
Más acciones:

 

 

El Festival de Cine Africano de Tarifa-Tánger, que ayer fue galardonado por la Delegación Municipal de Educación con el Premio al Fomento de la Educación, junto al Ayuntamiento realizó balance de la XV edición del festival. Para ello, la presidenta de la empresa Al-Tarab, promotora del evento cultural y directora del FCAT, Mane Cisneros, compareció ante los medios de comunicación, junto al alcalde de Tarifa, Francisco Ruiz y el concejal de Cultura, Ezequiel Andréu, para valorar los datos y la repercusión que ha tenido el regreso hace ya tres años –coincidiendo con la llegada del tripartito al gobierno local- del festival que se había marchado a Córdoba.

Mane Cisneros resaltó que en esta pasada edición el FCAT vio aumentado en un 20% el número de espectadores en salas y participantes de las actividades paralelas, así como un 150% en el número de abonos para las películas.

Con especial satisfacción Mane Cinseros apuntó a la participación de casi siete mil escolares de la provincia de Cádiz, así como de las ciudades marroquíes de Tánger y Tetuán en el apartado “Escuela”.

Subrayó Cisneros el impacto mediático destacando los medios nacionales de primer nivel que han cubierto el festival “Del festival se ha hablado mucho y de Tarifa se ha hablado mucho este año en los medios de comunicación”. También destacó la directora, que la cobertura mediática se “ha prolongado aún clausurado el festival y eso se traduce en un importante impacto y repercusión internacional”. Para la directora del FCAT, Mane Cisneros, esto quiere decir que, pese a la merma de recursos, "se han recuperado los niveles que existían antes de la crisis gracias a la suma de los esfuerzos de todas las partes implicadas. Y apuntó en esos niveles a las administraciones públicas como la Diputación y el Ayuntamiento y a entidades privadas como la empresa Aqualia. “Son muchos los que nos han apoyado y es gracias a este apoyo que estamos consolidar de nuevo esta cita”.

Pese a su satisfacción por los logros y recuperación de la calidad del festival, a pesar de la merma de recursos, la directora del FCAT apuntó a la necesidad de conseguir una mayor patrocinio o inversión para engrandecerlo aún más.

 

Por su parte, el primer teniente de alcalde y delegado de Educación y Cultura, Ezequiel Andréu, agradeció a la organización y en especial a Al-Tarab “el Festival tenga el carácter tan relevante que tiene en el municipio a nivel cultural y por supuesto para la delegación de Cultura y el Ayuntamiento de Tarifa, sigue siendo una apuesta decida por uno de los eventos culturales más importantes que existen en el municipio”, señaló Andréu quién sobre todo destacó el dato de la participación de 7.000 escolares en el festival lo que traduce como una importante labor en “la educación en valores como la solidaridad y el arte y la cultura”, y auguró un gran futuro del FCAT.

 

Por su parte el alcalde de Tarifa, Francisco Ruiz, felicitó la consolidación del Festival como “un atractivo cultural de primer orden no solo en Tarifa, sino también en la ciudad vecina de Tánger”, algo que apuntó el regidor ha servido además para estrechar lazos con el país vecinos de la otra orilla y consolidar proyectos conjuntos bajo la sombra del festival. También destacó el alcalde tarifeño “el trabajo incansable de la organización por consolidar un festival que cada vez está más integrado en la localidad y entre los tarifeños”.