08:59 h. Lunes, 21 de Mayo de 2018

Tarifaaldia

Comienza el traslado de los legajos históricos al Archivo Jesús Terán Gil

Tras el montaje y adecuación de las 13 estanterías móviles ha comenzado el traslado de los más de 8.000 documentos históricos

Shus Terán Reyes  |  11 de Mayo de 2018 (09:27 h.)
Más acciones:

Estanterías del Archivo Histórico/S.T.
Estanterías del Archivo Histórico/S.T.

 

Desde el pasado jueves operarios municipales trabajan en el traslado de los más de 8.000 documentos históricos del archivo municipal desde la actual e inadecuada (para su mantenimiento) ubicación en el edificio del Pósito, donde también se ubica las dependencias de RTVT, hasta su correspondiente destino en el Archivo Histórico Municipal, cronista Jesús Terán Gil.

 

Tras años de abandono del proyecto, el pasado mes de agosto, gracias a una inversión de unos 30.000 euros el Consistorio comenzaba la adecuación del archivo para hacerlo funcional y operativo. Esta inversión consiste principalmente en la adquisición de estanterías con bases móviles que minimiza el espacio a ocupar y garantiza la ordenación y fácil localización de los documentos históricos. La actuación prevista se completa con la instalación de humidificadores que garantizarán la conservación que los valiosos documentos exigen. También se habilitará un despacho y zona de consulta.

 

Desde que el pasado agosto se montasen las estanterías, se han modificado la altura de las baldas para garantizar así una mayor capacidad de almacenaje. Las Estanterías acogen ya unos 300 archivadores y en los próximos días bajo los criterios de los archiveros de la Diputación se concretará el destino y colocación de los documentos históricos (algunos legajos históricos datan del XVIII) de notoria importancia para garantizar la memoria colectiva de todo un pueblo. Subrayando esta importancia el entonces archivero municipal, Francisco Gabriel Conde apuntaba al respecto Los archivos son la memoria escrita de los pueblos. Estos documentos tiene un especial valor y una singularidad, el hecho de que si por ejemplo se destruye un libro, siempre podremos encontrar un ejemplar. Si se destruye un documento, no vas a encontrar otro igual. Es la unicidad la característica más reseñable de los documentos. Imaginaros todos los documentos que atestiguan la propia identidad tanto de las personas como de las propiedades”.

 

Las carpetas se extenderán a lo largo y alto de un total de 13 estanterías dobles, de más de tres metros de altura por más de 6 de largo y con una altura de 8 baldas en las que quedarán almacenados y expuestos estos documentos.

 

La actuación también contempla la habilitación en las mismas dependencias de un despacho y zona de consulta por estudiosos, que tendrán en breve un espacio de consulta histórica singular y operativo, todo ubicado en el archivo municipal localizado en el antiguo Colegio de La Ranita, junto a la Biblioteca Pública, Mercedes Gaibrois.