15:41 h. Lunes, 27 de Marzo de 2017

Tarifaaldia

5.000 escolares de ambas orillas participarán del ‘Espacio Escuela’ del FCAT

El alcalde destaca que el FCAT hace que “el Estrecho no sea una frontera, sino un puente entre culturas”. Este año se busca la implicación del mundo rural y pesquero

Shus Terán Reyes  |  20 de Marzo de 2017 (18:06 h.)
Más acciones:

Organizadores, junto a patrocinadores y público
Organizadores, junto a patrocinadores y público

 

 

Un total de 5.000 alumnos de ambas orillas participarán del ‘Espacio Escuela’, una de las apuestas más decididas de la XIV edición del Festival de Cine Africano de Tarifa que se desarrollará de manera simultánea en las ciudades de Tarifa y Tánger entre los días 28 de abril y 6 de mayo.

Así se puso de manifiesto en la presentación oficial del evento cultural que ha tenido lugar esta misma mañana en el Salón de Plenos del Consistorio tarifeño.

Una edición que como ya adelantamos en días pasados, estará dedicada a la cinematografía contemporánea de Túnez, y donde tendrá peso específico el cine andaluz que sobre el vecino continente se ha producido en la última década y que la directora del FCAT, Mane Cisneros, apuntó a que tenía gran culpa de ello la puesta en marcha del FCAT, “que ha supuesto que muchos directores y productores hayan vuelto sus ojos hacia el continente africano”. De hecho, Cisneros apuntó a que en esta edición persigue conseguir que el FCAT se convierta en un punto de encuentro entre directores, realizadores, guionistas y actores que creen un germen que en el futuro de sus frutos a través de una variada y extensa, a la par que específica producción cinematográfica.

 

Un cartel que es un guiño contra la xenofobia

En primer lugar fue presentado el cartel de esta nueva edición transfronteriza, que es obra del fotógrafo eritreo afincado en USA, Dawil L. Petros que representa la figura de un personaje Africano portando una imagen del mar, que deja a su espalda y mirando hacia la otra orilla. Un guiño –según manifestó la directora del FCTA, Mane Cisneros- a la defensa de los inmigrantes que han hecho grande ese país y que en estos momentos ven amenazada su cotidianidad, tras la llegada a la Casa Blanca de Donald Trump.

 

Elogios institucionales al FCAT

Con el cartel del FCAT a sus espaldas los intervinientes tomaron la palabra ante un nutrido grupo de personas para ensalzar al festival no como un evento exclusivamente turístico, sino como instrumento de entendimiento entre culturas. Así, el acalde tarifeño tomo en primer lugar la palabra para subrayar “el esfuerzo, implicación y compromiso no solo de la asociación ‘Al-Tarab organizadora del evento- sino de patrocinadores, y el tejido empresarial y social para hacer de el festival un evento que hace ver al Estrecho de Gibraltar no como una frontera, sino como un puente entre culturas. Francisco Ruiz destacó el carácter intercultural y la simultaneidad de un festival que se celebrará paralelamente en las ciudades de Tarifa y Tánger. El regidor Tarifeño subrayó de igual forma al festival no solo como un referente turístico, sino cultural y educativo.

El diputado provincial de Cultura, Salvador Puerto, aprovechó la metáfora de puente empleada por el alcalde para añadir que “Ese puente no es posible si no tiene unos pilares fuertes a ambos lados” en alusión a la implicación de las autoridades de ambas orillas en el FCAT que garantizan la continuidad de un evento “que sigue creciendo y creciendo y que ha regresado a la localidad que le vio nacer”, señaló Puerto quién destacó “la apuesta decidida” tanto de la organización del FCAT como de la Diputación Provincial de Cádiz, para realmente lograr que a través de este espacio “el mensaje anexo de interculturalidad y convivencia que lleva aparejado las proyecciones cuajen entre las generaciones más jóvenes”. Y es que precisamente es tanto desde las instituciones, como de la propia organización del FCAT se ha destacado que a través del ‘Espacio Escuela’ el Festival de Cine Africano de Tarifa llegará a un total de 5.000 escolares de ambas orillas. 4.000 estudiantes lo harán en Tarifa procedentes de las provincias de Cádiz y Sevilla y otro millar más en las actividades programadas en la vecina localidad de Tánger.

La vicecónsul del reino de Marruecos en Algeciras, Sara Chentouf destacó la importancia que para el fomento de la cultura africana supone el FCAT. La  representante marroquí alabó la proyección de “la riqueza y diversidad de mi continente que refleja la realidad africana en las películas que proyecta, transmitiendo su herencia” al mundo hispanohablante. “Se trata”, según Chantouf, “de un festival que acorta distancias y juega un papel importante en la diplomacia cultural”.

 

“Dar con la tecla para hacer el FCAT tarifeño”

Fue la directora del FCAT, Mane Cisneros la encargada de cerrar el acto. Cisneros agradeció a las autoridades y patrocinadores que el FCAT regrese y tenga continuidad en Tarifa, pero sobre todo agradeció y justificó esa continuidad en el apoyo e implicación de la sociedad tarifeña “que ha entendido FCAT como algo suyo. Vamos pasito a pasito pero estamos trabajando para hacer que la gente sienta como suyo el festival. Creo que ya hemos encontrado esa tecla que había que tocar para construir una sinfonía que les suene a todos”, señaló la directora que incidió en la capacidad didáctica del festival. En ese sentido apuntó Cisneros al trabajo que en la otra orilla se realizará en Marruecos con jóvenes en riesgo de ‘radicalización’ y el valor del cine como instrumento integrador, concordia y paz.

 

El mundo rural y el marinero con presencia en el FCAT

Otra de las novedades al margen de la propia programación de esta XIV edición es la implicación del mundo rural y marinero, para ello se ha programado dos sesiones especiales. Así, el Mercado de Abastos acogerá la proyección del histórico ‘Almadrabas’ (Carlos Velo, 1933) dedicado a la pesca del atún con imágenes rodadas durante la II República española. Tras su exhibición, se realizará un coloquio con almadraberos y pescadores guiado por el antropólogo de la Universidad de Sevilla, David Florido del Corral.

Por otro lado, el cine de la pedanía de Facinas será escenario de la proyección de ‘Quivir’ (Manutrillo, 2014). Una cinta que narra la historia de Germán y Driss, dos capataces corcheros, que tienen el mismo oficio a un lado y a otro del Estrecho, uno en Andalucía y otro en Marruecos. Ambos personajes comparten, además, una identidad que nace desde el vínculo vital que les une a unos frágiles bosques de alcornocales en peligro de extinción. Un coloquio con el director y el antropólogo de la Universidad Pablo de Olavide, Agustín Coca, junto a los maestros corcheros de la zona cerrará la cita tras la exhibición del documental.

 

Concurso entre escolares

De la mano del patrocinador FRS, se ha organizado también el concurso ‘Sé embajador de tu localidad’ entre los escolares que pretende que los estudiantes de edades comprendidas entre los 10 y 14 años y de las distintas procedencias que acudan al FCAT graben mediante sus terminales móviles un video de un minuto de duración aproximadamente en los que se conviertan en embajadores de sus ciudades y pueblos para que las personas de esta o la otra orilla vengan a visitarlo.

 

70 títulos a concurso

Como ya adelantamos, la programación del FCAT presenta en esta edición 70 títulos de películas procedentes de África, mundo árabe no africano y sobre temáticas africanas. Veinte de esos títulos, tanto en competición como en secciones paralelas, serán estrenos en España y uno de ellos tendrá en Tarifa su estreno mundial. El festival se inaugurará con la película ‘Felicitè’, del franco-senegalés Alain Gomis, Oso de Plata de la Berlinale 2017 y ganadora también del Etalon Yenega (mejor película) del FESPACO 2017, el mayor festival de cine del continente africano. El FCAT, aparte de sus habituales secciones competitivas y no competitivas, programará asimismo una retrospectiva de la obra de Gomis en esta edición.

Las producciones de esta edición competirán en las secciones: Largometraje de ficción; largometraje documental, cortometrajes y premio del público.

 

Inversión no subvención

El FCAT cuenta con ayudas económicas de carácter públicas y privadas y el Consistorio contribuye dotándolo de infraestructuras y personal. El alcalde Francisco Ruiz apuntaba al respecto, “el Consistorio no subvenciona al Cine Africano, lo que hace es invertir en él”, y es que la aportación económica que realiza la administración municipal es para la adquisición de diferente material que una vez concluido el festival pasa a ser propiedad del inventario municipal.