00:32 h. Martes, 27 de Junio de 2017

Actualidad

REE no indemnizará por la rotura del ‘Cable’ pero financiará un estudio pesquero

Los responsables de la multinacional niegan cualquier “causa-efecto” entre la rotura del ‘Cable’ y el descenso de capturas de voraces

Shus Terán Reyes  |  27 de Enero de 2017 (00:00 h.)
Más acciones:

Momento de la reunión entre REE, Ayuntamiento y Cofradía
Momento de la reunión entre REE, Ayuntamiento y Cofradía

 

La empresa eléctrica, Red Eléctrica de España, comunicó ayer a los responsables del sector pesquero que no destinará ningún euro a indemnizar a la flota del Estrecho al entender que el incidente en la interconexión eléctrica ocurrido el pasado mes de octubre y que se saldó con la rotura de dos de los cables de la segunda interconexión y la liberación de 33 metros cúbicos de aceite refrigerante al mar, que desde la compañía han insistido "no ha causado ningún impacto medioambiental de consideración".

Así lo hicieron saber responsables de la multinacional al Patrón y vicepatrón de la Cofradía de Pescadores, Manuel Suárez y Miguel Montano respectivamente que mantuvieron esta mañana un encuentro en la Alcaldía tarifeña.

El encuentro había sido fijado con el objeto de conocer los pormenores del incidente y sus consecuencias, y estudiar, al menos esa era la intención de los marineros, la posibilidad de obtener indemnizaciones por el mismo. Sin embargo, desde un primer momento, Miguel González Delgado, Delegado de REE en Andalucía dejó claro, que no habría indemnizaciones, al entender que no había habido daño medioambiental, ni incidencia directa sobre la pesca. “Los informes que tenemos que tanto por la cantidad del vertido, como la ubicación a 5 km de Tánger, el tipo de vertido que es un producto biodegradable que desaparece del agua en 24 días, la afección al medio es irrelevante. Por tanto entendemos que no hay ninguna afección ni al medio marino, ni a la pesca”.

Sobre la posibilidad de obtener indemnizaciones el delegado de Red Eléctrico, señaló que “No hay causa efecto, entre el incidente y la situación del caladero. Demostrada la nula afección al medio marino, no cabe lugar a ningún tipo de reclamación”, dijo Miguel González que renunció por motivos de confidencialidad de la empresa, ha desvelar el nombre y bandera del barco que causó el accidente. El responsable de REE manifestó no recordar si en el convenio firmado en su día, existía una cláusula donde se recogía “indemnización por funcionamiento/comportamiento anómalo (rotura y movimiento indeseados en el fondo”.

González Delgado, apuntó a que “en ningún caso los descenso de capturas de voraces, nada tienen que ver con la rotura del cable y el vertido de aceite al Estrecho. El responsable de Red Eléctrica, afirmó que durante el encuentro los representantes pesqueros le trasladaron sus preocupaciones por el descenso en las capturas del voraz, y que en base a esta preocupación y la “demostrada sensibilidad” de la multinacional eléctrica, REE financiará, un estudio sobre la evolución histórica del caladero del voraz, situación actual, qué está ocurriendo e intentar obtener conclusiones de cara a mejorar la situación”. El delegado de REE subrayó la repercusión que este estudio tendrá para la propia Cofradía de Pescadores.

El alcalde de la localidad, Francisco Ruiz, valoró positivamente la reunión que dijo, “es muy positiva, porque es tranquilizadora y se ha puesto blanco sobre negro de lo que ha ocurrido”. El regidor tarifeño subrayó la importancia de este estudio como un instrumento útil para atender otras demandas del sector pesquero. En ese sentido apuntó el alcalde a que el mismo, que llevan años solicitando a las administraciones competentes, podría revelar y fortalecer lo expresado por los marineros, que sostienen que la recuperación del atún rojo, es un hecho y que esto podría ser causa de una merma en las capturas de voraces, alimento principal de los túnidos.

El patrón mayor, Manuel Suárez, reconoció que ante la preocupación del sector, las explicaciones ofrecida por REE, han sido tranquilizadoras, pero reconoció que “sí es preocupante el descenso del caladero y en ese sentido el estudio anunciado por REE es positivo, porque podrá dar luz a este problema y buscar las soluciones para remediarlo”.

A la reunión celebrada en la Alcaldía asistieron, el alcalde Francisco Ruiz quién es además el concejal de Pesca; el delegado en Andalucía, Miguel González; el jefe de la demarcación sur y responsable de instalaciones en servicio, Pablo Relimpio y el responsable del departamento de Medio Ambiente, Roberto Arranz por parte de REE. Por parte de la Cofradía, estuvieron el patrón mayor, Manuel Suárez y el vicepatrón, Miguel Montano, además del secretario accidental de la Cofradía, Daniel Manzano. El encuentro fue cordial y se prolongó por más de una hora.