22:02 h. Martes, 19 de Junio de 2018

Actualidad

Palos de maderas y pilotes de acero para evitar la práctica deportiva en el ‘lagoon’

Se persigue la conservación del hábitats del litoral con medidas provisionales hasta que la gente vea normal no entrar en la laguna costera y eliminar estas estructuras

Shus Terán Reyes  |  08 de Junio de 2018 (11:45 h.)
Más acciones:

Imagen con la disposición de las estacas a colocar en la zona de la laguna/TAD.
Imagen con la disposición de las estacas a colocar en la zona de la laguna/TAD.

 

Abordó la Junta Rectora del Parque Natural del Estrecho la adopción de medidas disuasorias de la práctica deportiva, kite y windsurf en la laguna costera o ‘lagoon’ de Los Lances, también fue aprobado ayer y eso implicará acometer una serie de actuaciones que no solo evitarán la práctica deportiva en una zona especialmente sensible medioambientalmente catalogada como ZEC, Zonas de Especial Conservación (denominación de los espacios que forman parte de la red natura 2000 que es una red europea de espacios protegidos), sino que además se pretende restringir en el mismo la presencia tanto de caballos, perros e incluso personas.

Todo se contempla dentro del proyecto denominado ‘Proyecto de ordenación del uso público en hábitats costeros prioritarios de las ZEC Estrecho y la Breña y Marismas del Barbate’ incluido dentro del programa ‘Life Conhabit’ dedicado a la conservación de los hábitats litorales. El proyecto supondrá una inversión de 48.048 euros y al inicial se le han sumado los aportes y consideraciones planteadas por grupos como 14KM o el COCN que han venido, según la Dirección del Parque Natural “a enriquecer la propuesta inicial”.

El proyecto implica entre otras medidas la instalación de pilotes de marea y pilotes de acero, que impida la navegación de las tablas deslizadas por cometas o velas a lo largo y ancho de la laguna.

 

Proteger los hábitats

El objetivo es conservar los hábitats prioritarios que se encuentran en el lagoon o laguna costera. Pero…. hagamos un alto antes de desglosar el proyecto para aclarar que son los ‘Hábitats’. Un hábitat es el medio en el que se desarrolla una comunidad de seres vivos y por tanto tiene un componente físico: arena, viento, temperatura... y otro biótico: invertebrados, reptiles, aves... La directiva de hábitats define una serie de hábitats que son necesarios proteger bien porque ese hábitat lo necesita, o bien porque aunque ese hábitat no tenga especiales problemas, sí los tengan algunas especies que lo habita. Dentro de la protección de la directiva hay hábitats prioritarios y hábitats de interés. Siendo el primero de mayor necesidad de protección.

 

Restricción del uso

Para garantizar la protección de los hábitas, es necesario eliminar las presiones a las que se ve sometido este espacio. Eso implica eliminar la práctica de cualquier actividad y especialmente el kitesurf, el windsurf o el paddlesurf por el río Jara y toda la desembocadura del río Salado, así como es lógico en la propia laguna costera.

Pero las medidas restrictivas también afectarían a los perros sueltos, los paseos a caballo por el interior, incluso a la presencia de personas en la laguna. Y es que tanto desde el propio parque, como desde grupos conservacionistas se señala que “el lagoon hay que disfrutarlo como paisaje pero no se puede estar dentro de ninguna de las maneras, ni tomando el sol ni paseando por dentro”, se insiste. Lo ideal es pensar que esta actuación es temporal y que en un futuro cercano, la gente vea normal no entrar en el ‘lagoon’ y eliminar estas estructuras. No en vano toda la zona es un santuario para las comunidades de aves que se posan en este espacio para alimentarse, reproducirse en el caso del chorlitejo y descansar en su paso migratorio.

 

¿Qué se pretende hacer?

La primera de las medidas ya se llevó a cabo hace años. Fue la colocación de grandes estacas de maderas. Ahora se pretende colocar nuevos palos, pero más largos y que estarán más fuertemente anclados. Con ello se evitará la práctica deportiva en el interior del ‘lagoon’ que quedará delimitado con la colocación de cuatro pilotes de acero de 4,5 metros de altura. Esto permitirá además a los usuarios de la playa saber cuándo están dentro y cuando fuera. También servirán a los agentes de Medio Ambiente como referencia a la hora de sancionar.

Otra medida será la colocación, al igual que existe en el Parque Nacional de Doñana, de postes transversales a la playa, de tal manera que todo el mundo sabrá cuándo entra en la zona del ‘lagoon’ y a partir de ese momento tendrá que transitar por fuera de los postes de acero.

Las siguientes medidas son más de carácter informativo como la colocación de unos 40 carteles repartidos por la playa advirtiendo y señalizando

 

Medidas paralelas

Paralelamente a este proyecto y sus medidas, se está organizando un operativo para informar y sancionar en su caso la presencia de perros sueltos en el paraje de los Lances, la entrada de kiters y el paso incorrecto de las rutas de caballo. También se pretende realizar un ‘mailing’ a las aproximadamente 70 empresas de kite para informarles de este tema y solicitar su colaboración.

De igual modo se pretende desarrollar una campaña de información y sensibilización ambiental a cargo de la empresa Soceamb. Para ello se estará un par de fines de semana en la playa informando a los usuarios y se va a elaborar un díptico con las normas y los porqués.

Por último y con la colaboración de la ciudadanía y colectivos, se está webs y blogs donde se realiza una publicidad incorrecta del lagoon a las que se les pretende informar de los correcto y solicitar a retirar la publicidad. En caso de no hacerlo podría acarrear expedientes sancionadores.