09:53 h. Martes, 19 de Junio de 2018

Actualidad

Un juego de Rol podría ser el motivo de las roturas de lunas en vehículos

Una persona fue detenida y está siendo investigada en relación a este suceso. La presunta agresión sexual toda una presenta numerosas dudas sobre su veracidad

Shus Terán Reyes  |  14 de Junio de 2018 (08:42 h.)
Más acciones:

Uno de los más de 20 vehículos que sufrieron los destrozos/S.T.
Uno de los más de 20 vehículos que sufrieron los destrozos/S.T.

 

No existe una confirmación oficial, pero fuentes oficiosas han apuntado a este diario que detrás de la rotura de lunas y cristales de al menos una veintena de vehículos (podrían ser incluso más de 30) la pasada noche del sábado al domingo, podría esconderse una partida de los denominados juegos de Roll. Es algo que se está investigando entre otras hipótesis como un simple acto vandálico o una maniobra para distraer a la policía mientras se cometía otra fechoría, en este caso, posiblemente relacionada con el tráfico de droga en la zona.

 

En las próximas horas se podría clarificar la veracidad de esta línea de investigación, pues fuentes policiales sí han confirmado que en torno a la rotura de las lunas, una persona, cuya identidad y vecindad no ha sido facilitada, ha sido detenida y está siendo investigada en torno al suceso ocurrido en la noche del sábado al domingo pasado.

 

Así, alrededor de esta rocambolesca hipótesis del juego de Rol está las numeraciones de las matrículas de los vehículos que sufrieron daño, y se investiga si entre ellas existe algún tipo de conexión. Lo cierto es que sea la causa que sea, es extraño que los destrozos en los vehículos se realizara de manera aleatoria, y sin seguir ningún patrón aparente. Así mientras que en algunas calles habían varios vehículos seguidos afectados por los actos vandálicos, en otras, y se actuó en más de diez repartidas por todo el casco urbano, los hubo que destrozaron solo uno entre varios a los que sí respetaron.

 

Tanto en el cuartel de la Guardia Civil, como en la Jefatura de la Policía Local, se han dirigido estos días numerosos vecinos propietarios de los vehículos afectados para formular las pertinentes denuncias, que han sido todas derivadas a través de la Guardia Civil sobre la que recae el grueso de las investigaciones.

 

 

Una presunta agresión sexual que no fue o no fue como tal

 

Por otro lado, la Guardia Civil ha confirmado que existen muchas incógnitas respecto a la posible agresión sexual que pudo sufrir una joven sevillana que pasaba unos días en la localidad. Así, este diario, que ya informó que a pesar de lo publicado, no se habían formalizado denuncia alguna al respecto, ha conocido que la Guardia Civil mantiene muchas dudas de que la presunta agresión sexual se hubiera llevado a cabo y aún menos por un grupo o ‘manada’. De hecho, estudia e investiga el relato al respecto al ‘Policía Portuario’ que evitó la supuesta agresión

 

Este diario ha conocido que la noche del jueves al viernes pasado la Policía Local atendió a la joven y la condujo hasta el establecimiento hotelero donde se encontraba alojada. Horas después, los agentes encontraron a la joven desorientada, y en estado de embriaguez metida en el agua de la Playa Chica. La convencieron para salir y la volvieron a conducir al establecimiento hostelero. En ningún momento la joven denunció agresión sexual alguna.