06:28 h. Sábado, 16 de Diciembre de 2017

Actualidad

Repotenciación de El Cabrito = '-moloninos+potencia–trabajadores'

La repotenciación de ‘El Cabrito’ elimina molinos y elimina puestos de trabajo. A pesar de que la renovación del parque eólico se anunció como una modernización que pasará de 90 a 12 máquinas y “una apuesta por el empleo” ayer la empresa notificó el despido a 11 de los 15 que mantenía en plantilla

Shus Terán Reyes  |  03 de Octubre de 2017 (06:52 h.)
Más acciones:

Acciona elimina los viejos molinos y los empleos/ Shus Terán
Acciona elimina los viejos molinos y los empleos/ Shus Terán

 

No hace ni dos meses que la delegada territorial de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo en Cádiz, Gema Pérez, tras una reciente visita realizada al parque eólico El Cabrito, cuya repotenciación ha sido ya autorizada por la Junta de Andalucía subrayaba la importancia de esta autorización “para poner en marcha un proyecto que supondrá una apuesta por la mejora energética y el empleo en el Campo de Gibraltar, en una provincia estratégica en el mapa eólico andaluz”. Pues ayer mismo, la empresa Grupo Acciona, titular del parque eólico ha procedido al despido de 11 trabajadores de los 15 que componen la plantilla, permaneciendo en la empresa temporalmente los 4 trabajadores restantes, hasta  que se concrete su despido, una vez se produzca el desmantelamiento de la Planta Eólica que será sustituida por una nueva.

 

Los trabajadores de la Planta KW, han firmado un comunicado donde lamentan estos despidos y acusan a la empresa Erom-Acciona de intentar desvincularse del grupo Acciona al que pertenecen los trabajadores “con el único interés de deshacerse con poco coste económico, de trabajadores que vienen realizando, muchos de ellos, prestación de servicios a las empresas del grupo desde hace 20 años”.

Los trabajadores que ya han puesto en manos de abogados el caso, aseguran que la empresa Erom-Acciona “sorprendentemente ha justificado el despido en la pérdida del contrato de servicios de mantenimiento que tenía en la planta, como si ella fuese una entidad ajena al control y a la unidad de dirección que se deriva del grupo de empresas de Acciona, que es la propietaria  y titular de la explotación de la planta a desmantelar y de la nueva que repontenciará el parque, y que ha sido autorizada administrativamente”.

Los trabajadores aseguran que “es significativo y tremendamente irónico, que una planta eólica que radica en Montes Públicos de Tarifa y con un recurso natural como es el viento de Tarifa, destruya inmisericordemente 15 puestos de trabajo de naturales de Tarifa, sin que la empresa haya ofrecido mínimamente una oportunidad para que los mencionados trabajadores queden comprometidos al nuevo proyecto de planta eólica, o sean reubicados en otras plantas o empresas del grupo”. Ante ello los trabajadores piensan que “el concepto de Responsabilidad Social y Código de Conducta del que tanto alardea la empresa es mero papel mojado: sin efectos ni afectos”.

Así, los principios de estabilidad en el empleo y de conservación de los contratos, son, según manifiestan los trabajadores, “pura demagogia para esta empresa que sanciona y castiga la fidelidad y el compromiso de los trabajadores con su proyecto empresarial”.

Los trabajadores señalan que no piden compasión, sino el necesario reconocimiento por el trabajo y dedicación. “Solicitamos una conducta y comportamiento justo y responsable tanto para los trabajadores, como para el propio municipio de Tarifa que por una razón u otra, queda siempre al margen de los proyectos que se desarrollan en su término”.

 

Intermediación del Consistorio

Los trabajadores pusieron en conocimiento del alcalde el pasado viernes los hechos buscando su intermediación en un conflicto laboral que se antoja trágico y largo. En ese sentido, los trabajadores han querido agradecer al Ayuntamiento de Tarifa, y en su nombre al alcalde, el compromiso adquirido con estos trabajadores “con el fin de dar una solución justa a este asunto, a sabiendas que el ente Local ha sufrido las mismas consecuencias de falta de interés y compromiso de la empresa Acciona en dar una respuesta justa y social al tema”.

 

Más potencia con menos molinos

La repotenciación y modernización de El Cabrito, traerá consigo la eliminación de los vetustos molinos que acompañan el serpentear de la N-340 en un buen tramo del término municipal de la N-340. Se persigue el desmantelamiento de equipos existentes y la construcción en su primera fase del parque eólico renovado, promovido por Acciona Energía, a través de la sociedad KW Tarifa SAU. Todo ello permitirá renovar la instalación eólica más antigua de la provincia de Cádiz.

El proyecto -cuya ejecución ha sido presupuestada por Acciona Energía en 28,2 millones de euros- supondrá la reducción del número de aerogeneradores disponibles de 90 a 12, con la supresión de los existentes y la instalación de otros con mayor potencia, manteniendo la potencia total en 30 MW. De los nuevos aerogeneradores, ocho de ellos estarán situados en la alineación sobre la Loma de la Ahumada y, los cuatro restantes, en la alineación sobre la Sierra del Cabrito.

 

Un proyecto denunciado y recurrido a Europa

Los grupos Agaden, Ecologistas en Acción, Colectivo Ornitológico Cigüeña Negra y Somos Tarifa, unidos desde abril 2016 en la oposición al proyecto de potenciación eólico, sostienen que no se ha realizado una ‘Evaluación de Impacto Ambiental rigurosa, sino que se ha prorrogado la ya existente, con lo que no se ajusta a la realidad de la renovación del parque.

Por otro lado se asegura que el proyecto no puede ser considerado como de “importancia relevante para la energía y menos aún para el empleo en el Campo de Gibraltar”. Algo que a tenor de los 11 despidos planteados ayer, viene a dar la razón a los ecologistas que insisten en que “La contribución eléctrica de esta instalación eólica repotenciada seguirá siendo menor”.

Estos grupos han denunciado ante Fiscalía y solicitado a la Unión Europeo una moratoria de los permisos para la repotenciación de ‘El Cabrito’, al “no cumplir con los requisitos de la Directiva Hábitat dentro del Parque Natural de los Alcornocales y la Red Natura 2000. Se ha denunciado también que la repotenciación “será una amenaza en pleno corredor de las migraciones de aves lo que ha originado cerca del millar de muertes de aves desde su puesta en marcha”, en el año 1993.