12:47 h. Sábado, 22 de Julio de 2017

Actualidad

El Consistorio recuerda la figura y el asesinato de Miguel Ángel Blanco

La portavoz municipal de la oposición Inmaculada Olivero (PP) y el concejal responsable de Comunicación Francisco Terán (PSOE), leyeron un manifiesto de recuerdo y homenaje al concejal de Ermua y de repulsa contra ETA

Shus Terán Reyes  |  10 de Julio de 2017 (00:00 h.)
Más acciones:

Momento de la concentración en memoria del malogrado concejal de Ermua asesinado por ETA
Momento de la concentración en memoria del malogrado concejal de Ermua asesinado por ETA

 

El recuerdo de la figura del concejal del Partido Popular  de Ermua asesinado por la banda terrorista ETA, ha estado hoy presente en la Plaza de Santa María. Allí el Gobierno Local quiso mantener viva su figura y recordar como el secuestro y asesinato del joven concejal, supuso un antes y un después en la historia más negra de nuestro país firmada por la banda terrorista. 

El Consistorio ha querido así sumarse a la convocatoria efectuada por la Federación Española de Municipios y Provincia, para recordar la figura del concejal, toda vez que se cumplen 20 años del secuestro del concejal, cuyo desenlace acabó con el asesinato de Miguel Ángel Blanco a manos de los terroristas. 

A las puertas del Consistorio la portavoz municipal del PP, Inmaculada Olivero junto con el concejal de Comunicación, Francisco Terán leía un manifiesto, donde se subrayaba el compromiso de las fuerzas democrática en la lucha y victoria frente a la banda criminal que sembró el terror y muerte en España en los últimos 50 años. Previamente, el alcalde de la localidad, Francisco Ruiz explicaba el sentido de la concentración.

La edil del PP, recordó la figura de Miguel Ángel Blanco y los convulsos días que precedieron a su asesinato. También recordó Olivero el ‘clamor social’ y la movilización ciudadana de más de 6 millones de personas que devino en el llamado ‘Espíritu de Ermua’. 

El edil de Comunicación prosiguió con el manifiesto subrayando el compromiso de las fuerzas democrática en la lucha y victoria frente a la banda criminal que sembró el terror y muerte en España en los últimos 50 años.

De la concentración participaron trabajadores del Ayuntamiento, así como otros ciudadanos que quisieron sumarse a esta iniciativa.

Fue una calurosa tarde del 10 julio, cuando se informaba del secuestro del concejal del PP. La banda terrorista ETA amenazaba con asesinarle si el Gobierno, no accedía a su exigencia de reagrupación y acercamiento a Euskadi de los presos de su organización armada.

Dos días más tarde, todos los medios de comunicación, informaban de la localización del concejal mortalmente herido. Sus secuestradores le dispararon dos tiros en la cabeza y se encontraba muy grave. De la incertidumbre y esperanza primera de encontrarlo con vida, se pasó la confirmación en la madrugada del día 13 de su fallecimiento.

Tras conocer la noticia de su fallecimiento, una explosión de rechazo recorrió todo el país en lo que se denominó ‘el espíritu de Ermua’, y los ciudadanos se lanzaron a la calle con las manos pintadas de blanco exigiéndole a ETA el fin de su actividad terrorista y solidarizándose con el concejal y su familia.