15:12 h. Domingo, 20 de Agosto de 2017

Actualidad

El chiringuito en Casa de Porros llega al Parlamento Europeo

La Plataforma ‘Salvemos Valdevaqueros’ a través del eurodiputado Florent Marcellesi, ‘Equo, Los Verdes europeos’, plantea a la Comisión Europea “si se cumple con la aplicación del ‘Principio de Precaución’ y cumplen con la  Directiva hábitat y  la directiva de marco agua

Shus Terán Reyes  |  25 de Abril de 2017 (00:00 h.)
Más acciones:

 

La posible instalación del chiringuito Eolo-Tarifa y la adecuación de más de 300 plazas de estacionamiento en la zona denominada ‘Casa de Porros’ en plena ensenada de Valdevaqueros sigue generando el rechazo de ciudadanos y grupos ecologistas, y ha llegado a la Comisión Europea del Parlamento de Estrasburgo, donde el eurodiputado Florent Marcellesi, de ‘Equo, Los Verdes europeos’, a tenor de las informaciones facilitadas por la plataforma ‘Salvemos Valdevasqueros’ que integran tanto formaciones políticas, como plataformas ciudadanas y grupos ecologistas, ha registrado diferentes cuestiones en torno al proyecto ‘Eolo-Tarifa Restaurante Beach Bar’ con dentro de la Zona de Especial Conservación, ZEC ES 00000337 Estrecho Cadiz-Andalucia-España.

Desde la oficina del parlamentario europeo se precisa que “habiendo solicitado informes de ‘No Afección a la Red Natura"  en diferentes ZEC´s, firmado o por guarda forestal, y denegado en duna Valdevaqueros (misma zona de  proyecto citado) alegando la directora del parque no ser preceptivo por no utilizarse fondos europeos, los ciudadanos temen nueva negativa debido a que  la propia directora ha declarado públicamente este lugar como degradado  medioambientalmente”.

Es por ello, por lo que el eurodiputado plantea a la Comisión si considera “que las autoridades aplican el ‘Principio de Precaución’ y cumplen con la  Directiva hábitat y  la directiva de marco agua.

Se plantea ante la Comisión Europea que “para dar  paso al proyecto, se pretende enterrar yacimientos arqueológicos a flor de tierra conocidos desde 1985. El objetivo de ‘Eolo’ supone un ordenamiento a trasiego de caravanas existente desde  hace 30 años. Este tipo de chiringuitos, años anteriores, fueron autorizados con supuesto condicionante de ‘educación ambiental’ inexistente”. Se agrega que, “hasta la fecha, en toda la zona se vierte aguas fecales al mar no pudiendo identificar ciudadanos la proveniencia del agua potable ya que faltan contadores en casas aledañas y se supone provienen de otra ZEC”.

A través del eurodiputado se cuestiona de igual modo las actuaciones de la directora conservadora del Parque Natural del Estrecho, así como la propia composición de la ‘Junta Rectora’ que asegura ‘Salvemos Valdevaqueros’, “compuesta mayoritariamente por autoridades, dejan fuera la real participación ciudadana”.

Lo + en Tarifaaldia