05:28 h. Lunes, 26 de Junio de 2017

Actualidad

AVECTA y Somos Tarifa señalana que “comprometidos con nuestra ciudad” significa el cumplimiento de la Ley

Las asociaciones exigen al Ayuntamiento tras la presentación de la campaña de conciliación sobre ‘las buenas maneras’ en hostelería que se ajusten y se haga cumplir la ley e insisten en que la única postura a aplaudir es la de los vecinos

Tarifaaldia.es  |  13 de Junio de 2017 (00:00 h.)
Más acciones:

 

Lejos de contentar a las asociaciones de vecinos y plataformas, la campaña y presentación de la ‘guía de buenas prácticas’ para evitar las molestias que la actividad de bares y restaurantes puede generar entre el vecindario que comparte ubicación, parecen haberlas molestado a tenor de la nota enviada por AVECTA y ‘Somos Tarifa’ en relación a la misma y sobre la que han señalado que “si a primera vista, pretende concienciar a unas ‘buenas prácticas’, no se trata de buenas o malas prácticas, sino simplemente, de ajustarse a las leyes existentes, competencia de las autoridades locales. Y, para que no haya malos entendidos, éste cartel iniciativa es fruto único de los empresarios y el Ayuntamiento”, lamentando que se haya dejado fuera del mismo a los vecinos y otras actividades que no propias de los vecinos, también son molestas y perjudiciales para el descaso vecinal.

Desde AVECTA y Somos Tarifa se pretende dejar claro que: “Comprometidos con nuestra ciudad significa, exigir al Ayuntamiento el cumplimiento de la Ley, obligado éste a no incurrir en omisión de responsabilidades y permitir un desarrollo social en paz. Pero, -indican- no es nada nuevo la negligencia continuada de nuestro Ayuntamiento, por lo cual se ha dado por normalizado las malas prácticas que solo son actitudes que vulneran leyes”.

Ambas asociaciones consideran que, por más buena voluntad e iniciativa de la Asociación de empresarios con carteles y manuales, éstos no disuaden a atenerse a las leyes ya que deben ser controladas por el Ayuntamiento. “Como ciudadanos y vecinos de la ciudad (incluidos los empresarios) los deberes y derechos no significan que los unos se los quiten a los otros, en pro de sus propios beneficios”, se apunta desde ambas entidades representativas de vecinos que además manifiestan que “se han quedado a cuadros con las palabras del alcalde que agradece la implicación y el esfuerzo de un sector que hace suya la resolución de los desajustes al descanso con el incremento de la actividad ligada a la temporada alta, cuando es el propio Ayuntamiento quien provocó dichos desajustes pretendiendo ahora lo que entienden como desvío de poder hacia una Asociación”.

Por otro lado, consideran “escandaloso que el edil Sebastián Galindo incida en la empatía de los empresarios que como vecinos de la ciudad asumen la importancia de regular el desarrollo de sus actividades, cuando, insistimos, es el propio Ayuntamiento por Ley, es el que tiene que regular y no desviar competencias hacia otros, por ser un acto contra derecho”.

Si se habla de aplaudir el compromiso y sensibilización demostrada por el sector empresarial, Las asociaciones aseguran “no entender porque no se aplaude la hasta hoy demostrada perseverancia sumisión y impotencia de los vecinos ante las actitudes y omisión de responsabilidades por parte de las autoridades locales”.

Dicen, no poder aceptar, que vecinos decidieran vender sus propiedades, se vayan de vacaciones alargadas para poder dormir, se escondan (si pueden) en el último rincón de su casa o que  tengan que vivir con ventanas cerradas y encerrados para poder soportar la contaminación acústica producida por bares y  botellones en las calles, sumando a ello la contaminación del aire debido al mal funcionamiento de ciertas máquinas. Tampoco no pueden aceptar que en defensa de sus derechos denegados, por dejación de funciones de las autoridades locales, se vean enfrentados en continuas peleas.

Por último las asociaciones indican que, se hace entender o se aparenta a los vecinos de Tarifa que el área de Patrimonio ha promovido la ordenación de terrazas de veladores, como algo novedoso, cuando ya existe desde el 2005. “Ambas organizaciones agradecerían si de una vez por todas se atienen a la tan cacareada transparencia”.   Concluyen las asociaciones que apuntan a que lo “único probablemente positivo es que según el alcalde se están realizando inspecciones y mediciones en establecimientos, pero, en general queda en una declaración de intenciones”.